top of page

/

/

Repositorio:

Aquí encontrarás un resumen de cada trabajo, la línea de vida de sus autoras-autores y un enlace a cada tesis por

si te interesa leerlas. 

Tejiendo Significado Territorial.

Támesis un Municipio que se Resiste al Extractivismo.

Resumen La violencia pasa por el cuerpo; además de cicatrices en la piel, deja secuelas en la mente y tiene una dimensión social. En Colombia, podría hablarse de un trauma cultural que ha acompañado a todas las generaciones cuyas vivencias han sido violentas, y que no se han detenido en el camino, en su mayoría, para conceptualizar o comprender esta dimensión. Al sacudir todos los aspectos de la vida de las personas, La Violencia bipartidista también afectó la salud mental de quienes vivieron actos victimizantes, como el desplazamiento, el asesinato de un ser querido, la toma armada y destrucción de sus viviendas, la violación sexual, la desaparición, la exhibición permanente de cuerpos mutilados, los secuestros, las masacres... Por esta razón, ciudades en crecimiento, como la Medellín de mitad del siglo XX, se consolidaron como punto estratégico para la llegada de personas que buscaban oportunidades para comenzar de nuevo, entre las que se encontraban víctimas de La Violencia; quienes constituyeron en muchos casos el sector de los alienados. Campesinos y campesinas, amas de casa, agricultores, abogados, comerciantes, obreros, políticos, personajes sin oficio, desplazados, muchos de ellos presenciaron momentos que definirían para siempre sus vidas y sus formas de relacionarse en sociedad. Por ello, este reportaje reúne relatos que permiten realizar un análisis sobre la realidad de la locura y sus tratamientos, en Medellín y la región, durante la época de La Violencia elaborados con información de las historias clínicas del Hospital Mental de Antioquia, entrevistas con investigadores y análisis documental.

Cambiar las balas por palabras

Análisis documental de los procesos de comunicación directa en iniciativas de construcción de paz en la Universidad Antioquia 2016-2020.

Por: Laura Isabel Hernández Ospina

Resumen La violencia pasa por el cuerpo; además de cicatrices en la piel, deja secuelas en la mente y tiene una dimensión social. En Colombia, podría hablarse de un trauma cultural que ha acompañado a todas las generaciones cuyas vivencias han sido violentas, y que no se han detenido en el camino, en su mayoría, para conceptualizar o comprender esta dimensión. Al sacudir todos los aspectos de la vida de las personas, La Violencia bipartidista también afectó la salud mental de quienes vivieron actos victimizantes, como el desplazamiento, el asesinato de un ser querido, la toma armada y destrucción de sus viviendas, la violación sexual, la desaparición, la exhibición permanente de cuerpos mutilados, los secuestros, las masacres... Por esta razón, ciudades en crecimiento, como la Medellín de mitad del siglo XX, se consolidaron como punto estratégico para la llegada de personas que buscaban oportunidades para comenzar de nuevo, entre las que se encontraban víctimas de La Violencia; quienes constituyeron en muchos casos el sector de los alienados. Campesinos y campesinas, amas de casa, agricultores, abogados, comerciantes, obreros, políticos, personajes sin oficio, desplazados, muchos de ellos presenciaron momentos que definirían para siempre sus vidas y sus formas de relacionarse en sociedad. Por ello, este reportaje reúne relatos que permiten realizar un análisis sobre la realidad de la locura y sus tratamientos, en Medellín y la región, durante la época de La Violencia elaborados con información de las historias clínicas del Hospital Mental de Antioquia, entrevistas con investigadores y análisis documental.

La república del agua

Relatos de desplazamiento y reconciliación.

Resumen La violencia pasa por el cuerpo; además de cicatrices en la piel, deja secuelas en la mente y tiene una dimensión social. En Colombia, podría hablarse de un trauma cultural que ha acompañado a todas las generaciones cuyas vivencias han sido violentas, y que no se han detenido en el camino, en su mayoría, para conceptualizar o comprender esta dimensión. Al sacudir todos los aspectos de la vida de las personas, La Violencia bipartidista también afectó la salud mental de quienes vivieron actos victimizantes, como el desplazamiento, el asesinato de un ser querido, la toma armada y destrucción de sus viviendas, la violación sexual, la desaparición, la exhibición permanente de cuerpos mutilados, los secuestros, las masacres... Por esta razón, ciudades en crecimiento, como la Medellín de mitad del siglo XX, se consolidaron como punto estratégico para la llegada de personas que buscaban oportunidades para comenzar de nuevo, entre las que se encontraban víctimas de La Violencia; quienes constituyeron en muchos casos el sector de los alienados. Campesinos y campesinas, amas de casa, agricultores, abogados, comerciantes, obreros, políticos, personajes sin oficio, desplazados, muchos de ellos presenciaron momentos que definirían para siempre sus vidas y sus formas de relacionarse en sociedad. Por ello, este reportaje reúne relatos que permiten realizar un análisis sobre la realidad de la locura y sus tratamientos, en Medellín y la región, durante la época de La Violencia elaborados con información de las historias clínicas del Hospital Mental de Antioquia, entrevistas con investigadores y análisis documental.

Qué locura la violencia

Historias de personas cuya salud mental fue afectada durante La Violencia bipartidista (1945 - 1965) y recibieron tratamiento en el Hospital Mental de Antioquia.

Valentina Herrera González

Resumen La violencia pasa por el cuerpo; además de cicatrices en la piel, deja secuelas en la mente y tiene una dimensión social. En Colombia, podría hablarse de un trauma cultural que ha acompañado a todas las generaciones cuyas vivencias han sido violentas, y que no se han detenido en el camino, en su mayoría, para conceptualizar o comprender esta dimensión. Al sacudir todos los aspectos de la vida de las personas, La Violencia bipartidista también afectó la salud mental de quienes vivieron actos victimizantes, como el desplazamiento, el asesinato de un ser querido, la toma armada y destrucción de sus viviendas, la violación sexual, la desaparición, la exhibición permanente de cuerpos mutilados, los secuestros, las masacres... Por esta razón, ciudades en crecimiento, como la Medellín de mitad del siglo XX, se consolidaron como punto estratégico para la llegada de personas que buscaban oportunidades para comenzar de nuevo, entre las que se encontraban víctimas de La Violencia; quienes constituyeron en muchos casos el sector de los alienados. Campesinos y campesinas, amas de casa, agricultores, abogados, comerciantes, obreros, políticos, personajes sin oficio, desplazados, muchos de ellos presenciaron momentos que definirían para siempre sus vidas y sus formas de relacionarse en sociedad. Por ello, este reportaje reúne relatos que permiten realizar un análisis sobre la realidad de la locura y sus tratamientos, en Medellín y la región, durante la época de La Violencia elaborados con información de las historias clínicas del Hospital Mental de Antioquia, entrevistas con investigadores y análisis documental.

bottom of page